Argentina: Proyecto “Circuito”, Ciudad Cultural Konex – Gaspar Libedinsky Studio

Argentina: Proyecto "Circuito", Ciudad Cultural Konex - Gaspar Libedinsky Studio
Render: Gaspar Libedinsky Studio

Proyecto “Circuito” presentado por Gaspar Libedinsky a la Convocatoria de Artes Visuales Ciudad Cultural Konex 2015 destinada a proyectos de carácter de sitio específico: concebidos especialmente para el espacio físico y simbólico del patio de la CCK

Memoria del proyecto

Como una alfombra mágica, un tobogán se posa sobre la escalera de Clorindo Testa: ícono, punto de encuentro y estructura programática por excelencia de la vida en la Ciudad Cultural Konex.
Se ubica sobre el centro de la mitad de la escalera más alejada a la salida del ascensor a fin de mantener libre y funcional la otra mitad y permitir una óptima circulación general.
El tobogán copia la topografía de la silueta escultórica de la escalera a lo largo de sus 3 segmentos de escalones y sus dos superficies de descanso y se incorpora al fluido sistema circulatorio del patio: se sube por la escalera o el ascensor… se baja por el tobogán.
Un circuito lúdico y funcional que permite experimentar el espacio desde una nueva dinamica: física, emocional y panóptica.

Superficies de placer.
El patio se convierte en una plaza de juegos. La intervención ofrece de este modo oportunidades de impacto urbanístico, expandiendo el espacio público del barrio.
Un nuevo sistema circulatorio que ofrece diversas vivencias y velocidades en cada arteria.

El tobogán es un atajo.
Las barandas escultóricas de Clorindo actúan como un diagrama gráfico de movimiento, de velocidad, interactuando con la experiencia propuesta por ‘Circuito’.
‘Circuito’ explota al máximo la sitio-especificidad generando una obra que se potencia con su entorno mientras que en simultáneo potencia a su contexto.
El clásico tobogán de plaza porteño de hierro y superficie de 6 listones de madera abulonados es sometido a dos operaciones de moldeado: es extruido a 18 metros de largo y ondulado para establecer una promenade rítmica de oleaje sobre escalones y descansos.

Circulación hedonista.
De tobogán a TooooooooooBooooooooooGaaaaaaaaan.
La experiencia comprende 3 instancias que apelan a nuestra memoria emotiva:
> la primera es la recreación en lo más alto de subir el último peldaño agarrados del pasamanos antes de sentar nuestro cuerpo sobre la plataforma horizontal y dejar que nuestras piernas cuelguen descansadas diagonalmente sobre el tobogan mirando la aventura por venir enmarcada por nuestros pies.
> la segunda es la experiencia de vértigo placentero, rítmico y prolongado, de deslizarse por el tobogán oleado.
> la tercera se manifiesta cuando nuestro cuerpo se encuentra con el cambio de ángulo de la superficie de deslizamiento a fin de aminorar nuestra velocidad antes de finalmente…..zambullirse al patio.
El tobogán en forma de serpentina tiene reminiscencias a las cintas transportadoras y al pasado industrial del edificio como fábrica y depósito de (resbaladizo) aceite.

El proyecto contribuye a generar una nueva tipología de Centro Cultural para una estructura industrial en tiempos post-industriales.
De sistema de logística de movimiento de bienes y productos a circuito de placer.
Buenos Aires debe convertirse en una ciudad llena de fantasía que nos devuelva la inocencia perdida a los adultos y la fomente en los niños.
El Konex platea la posibilidad de sumar emoción en esa dirección con ‘Circuito’ convirtiéndose en un nuevo punto de encuenttro. Un atractivo imán de interacción ciudadana generadora de comunidad y tejido social en una micro-escala.
El tobogán es construido en forma modular para facilitar su montaje y desmontaje tanto al principio y al final de su interacción con el espacio Konex como para permitir su armado y desarmado cuando la programación del Centro Cultural así lo requiera.
Un módulo se extiende sobre la superficie de escalones.Otro módulo se extiende sobre los descansos.
Conjuntamente trabajan como una estructura monolítica y autoportante que permite instalar la obra sin alterar o dañar la escalera de Clorindo.
La estructura de soporte bajo el tobogán media entre la superficie de deslizamiento y los escalones y descansos. Estos soportes telescópicos permiten adaptarse al terreno y sus variadas alturas. Los mismos se posicionan hacia el centro de los 60 cms de ancho del tobogán a fin de dar la ilusión de que el mismo se encuentra flotando en el aire.
Las vigas/pasamanos de ‘Circuito’ son de un celeste chillón, casi flúo, contrastando con el naranja de la escalera. Las tablas de madera vista completan la paleta de colores.
Según las bases del concurso, tras aproximadamente 5 meses de interacción, la intervención deberá ser desmontada.
La vivencia y percepción del espacio generadas por ‘Circuito’ perdurará en el imaginario colectivo.
La escalera de Clorindo sumará una nueva capa de información a su rico legado.
El cuerpo de niños, jóvenes y adultos emparentados como unidad básica operacional del sistema ‘loopeando’ en el Circuito.

Equipo de proyecto: Martín Piana, Luciano Brina, arq. Rodrigo Ruíz Medina, Romina Del Prete

pubblicato in data: 25/08/2015

,